¿Cómo funciona un motor de carro?

Ya sabes las partes de motor y sabes como arrancar un coche es tan fácil como girar una llave, pero ¿te has preguntado alguna vez qué pasa realmente bajo el capó?

Cuando tu cuerpo necesita combustible, le das comida. Cuando tu auto necesita combustible, lo «alimentas» con gasolina. Al igual que tu cuerpo convierte la comida en energía, el motor de un coche convierte la gasolina en movimiento. Algunos coches nuevos, conocidos como híbridos, también utilizan la electricidad de las baterías para ayudar a propulsar un vehículo.

El proceso de convertir la gasolina en movimiento se llama «combustión interna». Los motores de combustión interna utilizan pequeñas explosiones controladas para generar la energía necesaria para mover el coche a todos los lugares a los que debe ir.

Si creas una explosión en un espacio pequeño y cerrado, como un pistón en un motor, se libera una enorme cantidad de energía como gas en expansión. Un motor de coche típico crea tales explosiones cientos de veces por minuto. El motor aprovecha la energía y la usa para impulsar tu coche.

Las explosiones obligan a los pistones del motor a moverse. Cuando la energía de la primera explosión casi se ha agotado, se produce otra explosión. Esto obliga a los pistones a moverse de nuevo. El ciclo continúa una y otra vez, dando al coche la energía necesaria para funcionar.

Los motores de los coches utilizan un ciclo de combustión de cuatro tiempos. Los cuatro tiempos son la admisión, la compresión, la combustión y el escape. Los golpes se repiten una y otra vez, generando energía. Veamos más de cerca lo que sucede durante cada fase del ciclo de combustión.

Admisión: Durante el ciclo de admisión, la válvula de admisión se abre, y el pistón se mueve hacia abajo. Esto inicia el ciclo llevando aire y gas al motor.

Compresión: Al comenzar el ciclo de compresión, el pistón se mueve hacia arriba y empuja el aire y el gas a un espacio más pequeño. Un espacio más pequeño significa una explosión más potente.

Combustión: A continuación, la bujía crea una chispa que enciende y explota el gas. La potencia de la explosión obliga al pistón a retroceder.

Escape: Durante la última parte del ciclo, la válvula de escape se abre para liberar el gas residual creado por la explosión. Este gas se traslada al convertidor catalítico, donde se limpia, y luego a través del silenciador antes de salir del vehículo por el tubo de escape.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *