¿Cómo superar los badenes sin problemas?

Los badenes son el tipo de gestión del tráfico que menos le gusta a todo automovilista. La seguridad de los peatones es un problema siempre que se encuentran cerca de los automóviles. En presencia de una conducción agresiva, zonas como escuelas, parques infantiles y aparcamientos son extremadamente arriesgadas para los peatones. La reducción de la velocidad es un método para evitar la catástrofe en estos lugares.

Unos límites de velocidad más bajos por tope reductor de velocidad, combinados con badenes, pueden reducir drásticamente el riesgo de colisiones o de víctimas mortales. Los badenes son verdaderas protuberancias en la carretera diseñadas para reducir la velocidad de los vehículos. Si los conductores pasan demasiado rápido por encima de ellos, puede ser una experiencia muy desagradable y puede causar daños en el vehículo con el tiempo. Para evitar una consecuencia más grave, se requieren normas sobre badenes para este caso.

Seguro que has visto alguna maniobra ingeniosa para esquivar un badén. Sin embargo, ¿existe un método «correcto» para pasar un badén? ¿Hay que circular con una rueda cada vez, en diagonal, o simplemente reducir la velocidad? Al pasar por un badén, ¿a qué velocidad hay que ir? La solución es sencilla. Simplemente, conduzca despacio: lo óptimo son unos 3 MPH. Cuanto mejor sea su coche al pasar por el badén, más recto será.

¿QUÉ OCURRE SI SE PASA RÁPIDO POR UN BADÉN?

¿No es cierto que un badén es un problema? Sí, están colocados para proteger a la comunidad, generalmente en zonas residenciales, y debemos respetar el badén reduciendo la velocidad para mantener una velocidad segura. Muchas personas, sobre todo cuando tienen prisa, son culpables de pasar por encima del badén a toda velocidad. El exceso de velocidad sobre un badén no sólo puede perjudicar a peatones inocentes y a otros usuarios de la vía pública, sino que también puede causar daños a su propio vehículo de diversas maneras.

La finalidad de los badenes es reducir la velocidad de los vehículos en la carretera, en los barrios y en los aparcamientos. Cuando se conduce a gran velocidad sobre los badenes, es como si se golpeara con un martillo cada sección del automóvil.

Aunque los automóviles están diseñados para soportar algunos daños en la carretera, cuanto más frecuentes y graves sean los impactos, antes empezarán a deteriorarse esas piezas. Por muy grande que sea tu coche, no acostumbres a pasar por encima de los badenes.

Los impactos constantes también producen ruidos y chirridos molestos, además de aflojar e incluso perder piezas. Es bastante sencillo que su automóvil pase suavemente por encima de un badén. Esto permite que los muelles y amortiguadores se compriman y descompriman lentamente para absorber el bache.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.